CAAPPR celebra exitoso conversatorio sobre el futuro del Hotel Cerromar

Con un auditorio lleno a capacidad por profesionales de la industria y púbico general preocupados por defender nuestro legado arquitectónico, el Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico (CAAPPR) llevó a cabo en días recientes un exitoso conversatorio, titulado “Hotel Cerromar: Adefesio o Ícono Arquitectónico”, en el cual participaron los Arquitectos José Javier Toro y Jeannette Rullán, el Ing. Dr. Gregorio Hernández y la presidenta del CAAPPR, Arq. Ivonne María Marcial Vega como moderadora.

Con el propósito de fomentar un diálogo sobre las cualidades que hacen del Hotel Cerromar un ejemplo de la arquitectura digno de conservar, la presidenta del CAAPPR dio la bienvenida a los presentes, al tiempo que recalcó que “uno de deberes del Colegio es precisamente defender el patrimonio construido de Puerto Rico, sobre todo cuando este está amenazado con ser demolido como es el caso de esta emblemática hospedería, excelente ejemplo del trabajo de la reconocida firma de arquitectos Toro Ferrer, autores de los icónicos hoteles Caribe Hilton y La Concha.”

Señaló la presidenta, que el Colegio logró que la Junta de Planificación autorizara recientemente una designación de solicitud de emergencia, dirigida a detener la demolición del Hotel Cerromar por los próximos seis meses. Sin embargo, recalcó que lo mismo no hubiera sido posible sin el compromiso de la comunidad de Breñas, que se acercó al CAAPPR para pedir su intervención y apoyo, con el fin de lograr la denominación del hotel como ícono arquitectónico.

La Arq. Marcial Vega finalizó su intervención dejando claro que “el CAAPPR promueve el desarrollo de la construcción por medio de la conservación. Queremos desarrollo, pero que este sea responsable.”

El conversatorio inició con la participación del Arq. José Javier Toro, hijo de uno de los integrantes de la firma Toro y Ferrer, quien ofreció al público una visión personal del desarrollo y construcción del Hotel Cerromar, a través de anécdotas que ofrecieron al público un atisbo más personal de lo que constituyó el diseño de este importante hotel, donde la firma Toro y Ferrer estuvo a cargo no solo del diseño del edificio, sino también de detalles como losas, muebles y hasta vajillas, como era costumbre en la época.

Añadió Toro, que no solo muchos de los elementos decorativos fueron fabricados en Puerto Rico, sino que también “constituyó un cambio de paradigma en cuanto al diseño, con todas sus habitaciones mirando al mar, pasillos ondulantes, una recepción abierta, y una importante presencia de vegetación. En el Hotel Cerromar no se escatimó en materiales que, aunque sencillos, eran originales y de una gran elegancia.”

En representación de la comunidad de Breñas, la Arq. Jeannette Rullán informó al público sobre las inquietudes de sus residentes, quienes señalaron que el nuevo desarrollo del Hotel Cerromar, además de contemplar la demolición de la estructura histórica, promueve un aumento en la ocupación del 213%. “Este proyecto, por su complejidad, debió haber ido ante la Junta de Planificación, y su impacto no está siendo atendido ni evaluado adecuadamente.”

Apuntó, que el nuevo desarrollo contempla un edificio de 20 pisos, que provocará una sombra continua sobre la playa de Breñas, lo que atenta contra la vida marina y los ecosistemas naturales de lugar, así como impactará de manera negativa la calidad de vida de los residentes de Breñas. Explicó Rullán, que los desarrolladores alegan que el Hotel Cerromar “es una ruina irreversible en términos técnicos, lo cual está muy lejos de la verdad.”

Para hablar del sistema estructural utilizado en el diseño del Cerromar; discutir las etapas de deterioro de un edificio fabricado en concreto y los métodos de rehabilitación existentes, el CAAPPR invito al panel al Ing. Dr. Gregorio Hernández, quien participó activamente en el diseño estructural de la hospedería. Hernández coincidió con Rullán al establecer que “no existe ruina irreversible en términos técnicos y que esta estructura realizada en hormigón armado es una resistente y rígida, que no ha sufrido otros problemas que aquellos naturales de un país tropical. “Toda infraestructura es reparable. Existen métodos que permiten remediar las estructura existentes e históricas, y el Hotel Cerrromar no es una excepción”, dijo el experto.

El Hotel Cerromar cuenta al día de hoy con los requisitos necesarios para optar por una nominación, debido a que: es una edificación que tiene significado histórico, llevándose a cabo eventos de importancia en sus predios; es un ejemplo emblemático de arquitectura tropical, diseñado por una importante firma de arquitectos, Toro y Ferrer, reconocidos por el Hotel Caribe Hilton y el Hotel La Concha; constituye un gran ejemplo de ingeniera, con espaciosos espacios libres de columnas y extensiones de áreas vertidas en hormigón sin expansiones; y constituyó en su momento un lugar importante para la memoria colectiva del país. El CAAPPR y su Comité de Patrimonio en alianza con la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico y la comunidad de Breñas, ha comenzado el trabajo de acopio para la nominación del Hotel Cerromar ante la Junta de Planificación de Puerto Rico.

*

El CAAPPR es una organización cuasi pública creada con el fin de velar por los intereses y responsabilidades del gremio y fomentar el conocimiento y aprecio de la arquitectura y la arquitectura paisajista, entre otros deberes. Para información adicional puede llamar al teléfono: 787-724-1213, extensión 101 y 106.

Compartir:

Comentarios: